1ª Clínica de Medicina Biológica y Acupuntura de Donostia

Acupuntura

La Acupuntura es una ciencia médica que utiliza agujas y otros recursos para restablecer la salud del Paciente. No es una terapia exclusivamente, no es sólo un tratamiento. Es una ciencia que utiliza el Médico para establecer un diagnóstico, un pronóstico, una causa y finalmente un tratamiento.

El organismo tiene maravillosos y sutiles mecanismos encaminados a evitar que el cuerpo enferme. En el cuerpo todo se interrelaciona. Cuando se produce una gastritis o una artrosis varios mecanismos de nuestros órganos han fallado, no en este mismo momento, que es cuando aparece el síntoma de alarma, el “dolor”, sino mucho tiempo atrás. Es como cuando se produce un robo: requiere un plan gestado por una o varias personas tiempo atrás, y escogen el lugar que les parece mas vulnerable. Todo está calculado, aunque la ejecución se realiza en unos instantes. En estas circunstancias debemos de preguntarnos, qué ha ocurrido para que en este preciso instante se ha producido el dolor, porqué ahora y no hace unos meses. No podemos quedarnos solamente con el síntoma, el dolor. Si hacemos eso, la enfermedad evolucionará y llegará un momento que se convertirá en irreversible. Debemos acudir a la Acupuntura antes de que sea irreversible, debemos acudir en los primeros síntomas.

La Acupuntura ve al Paciente holísticamente, como una unidad, como la expresión del funcionamiento de todos los órganos y aparatos. Así cuando Usted acude a nuestras clínicas Arirang, se sorprenderá que aparte de su problema, por el cual acudió, se mejora de otros síntomas que aunque no parezcan relacionados, si lo están.

Para conseguir todo esto, en Clínicas Arirang, hemos conseguido la simbiosis de las dos medicinas. Los Profesionales que trabajan en ellas dirigidas por sus Doctores les realizaremos las exploraciones y pruebas complementarias necesarias para llegar a un diagnóstico etiológico, causal y realizar el tratamiento más adecuado y oportuno.

Una vez conseguido que el Paciente se mejore de su, o sus problemas, lo importante es hacer la prevención de las enfermedades y conseguir mantenerlo en el camino de la salud. La Acupuntura permite, a través del estudio de las “constituciones”, conocer las dolencias que afectaran con más probabilidad al Paciente. Ese es uno de los principales objetivos de la Acupuntura, “mantener la salud”, la “Medicina Preventiva”

Esta ciencia tan antigua y a la vez tan moderna, permitía tratar a enfermedades como la diabetes cuando nosotros ni la conocíamos y permite ayudar y paliar muchos síndromes para los que no disponemos de muchos resultados medicamente (Fibromialgias, enfermedades degenerativas, viriasis, depresiones, etc). Motivo por lo cual la Acupuntura debe ser realizada por Médicos Acupuntores.

La Acupuntura es la estimulación del sistema nervioso a través de unos puntos (puntos de Acupuntura) distribuido por los meridianos (hay otros mecanismos de acción, que no es este el momento de explicarlos).

Cada punto tiene un efecto y cada combinación de puntos (se pinchan varios puntos en una misma sesión) produce efectos distintos. Son como los números, tenemos diez números, del 0 al 9 y la combinación de ellos (un número telefónico) aunque muy parecido pero no es lo mismo (números de lotería).

Así cuando hacemos la “Historia Clínica” del Paciente y establecemos la causa de la enfermedad y como ha ido evolucionando, establecemos un tratamiento programado de varias sesiones que vamos pautando para ir consiguiendo que la enfermedad vaya remitiendo y así al final desaparecerán los síntomas, que es lo que hizo venir al paciente a las Clínicas Arirang. Como ven no se trata de quitar el síntoma (el dolor), sino de actuar sobre la causa. Una vez desaparecido el síntoma (dolor, insomnio, jaqueca, insuficiencia cardíaca, anemia, dermatitis, alergias, asma, enfisema, dolores menstruales, infertilidad, infecciones urinarias, etc), no nos hemos librado de la enfermedad (es como quitarle cuatro o cinco gotas de agua a un vaso que se está derramando y está cayendo el agua sobre una conducción de electricidad, de momento para pero al poco vuelve a derramarse) hay que seguir tratando al Paciente hasta que lo “equilibremos” y lo sigamos manteniendo en un “estado saludable”.

Vemos que la Acupuntura trata tanto a recién nacidos, niños, adultos y personas mayores. La Acupuntura trata todas las enfermedades que no tengan, por necesidad, que solucionarse con la cirugía.

En las Clínicas Arirang llevamos treinta años dedicándonos a la Acupuntura, para nosotros es la vida, para nuestros Pacientes les ha dado la vida. La Acupuntura es la ciencia de la posibilidad, la ciencia de lo posible, la ciencia de la esperanza.