1ª Clínica de Medicina Biológica y Acupuntura de Donostia

La homeopatía

La homeopatía es la utilización de preparaciones muy diluidas de una sustancia que, en concentración elevada produciría los mismos síntomas que queremos tratar.

Por ejemplo, a muchas personas el café, tomado a partir del atardecer, les impida conciliar el sueño. Pues bien, homeopáticamente diluido, el café, es para esas mismas personas, el perfecto inductor del sueño.

Otro ejemplo: cualquier persona, no alérgica al veneno de abejas, que sea picada por una abeja, sufrirá un cotejo de síntomas, picor, dolor, enrojecimiento, inflamación, etc., en mayor o menor grado. Esta persona, desde la medicina moderna será tratada con antihistamínicos o corticoides, no exentos de efectos secundarios. Desde la homeopatía el tratamiento idóneo consistirá en APIS, en altas diluciones, que no es otra cosa que el propio veneno de abeja muy diluido, tanto que en la dilución final no queda ni una molécula de veneno.

Este hecho de la utilización de un producto sin sustancia activa es hartamente utilizado por los pocos estudiosos detractores de la homeopatía cuyas “mentes científicas” impiden comprender que, algo que funciona, aunque hoy no conozcamos el porqué, es indudable que funciona y que en el futuro seremos capaces de entender su mecanismo de acción.

Así ha sucedido a la ciencia desde Hipócrates, Galileo, Newton, Miguel Servet, etc.