1ª Clínica de Medicina Biológica y Acupuntura de Donostia

MENOPAUSIA

Concepto:

Llamamos menopausia al momento de cambio en la fisiología femenina en que los órganos reproductores cesan su actividad para pasar a otra fase de sosiego hormonal.

No es un proceso brusco ni repentino (salvo en el caso de que la causa sea quirúrgica o inducida por fármacos) durará años y provoca, como todo cambio importante, un cotejo de síntomas que provocan en la mujer la sensación de “no controlar su cuerpo”.

Comúnmente, se interpreta como una caída en los niveles hormonales y un cese de la actividad ovárica y del ciclo hormonal uterino, pero ni esa es la causa, ni el motivo de todo el cambio.

Desde el nacimiento, mujeres y hombres sufrimos y disfrutamos de continuos y sucesivos cambios en nuestra fisiología, condicionados por variaciones de los niveles de todo nuestro sistema endocrino, dentro de los cuales, las hormonas son un apartado más

La regulación de todo el sistema endocrino depende de unas pequeñas estructuras glandulares que se encuentran sobre el polo superior de los riñones y que reciben el nombre de “cápsulas suprarrenales”. Estas cápsulas, en íntima conexión con el hipotálamo y la hipófisis, regulan, controlan, estimulan, y frenan a todos y cada uno de los órganos endocrinos (ovarios, testículos, páncreas, tiroides, glándulas sudoríparas, etc).

En la mujer las cápsulas suprarrenales evolucionan en ciclos de 7 años, declinando en su actividad al alcanzar siete ciclos, 7 x 7 = 49 años de edad, siendo éste el momento que llamamos menopausia.

Ésta es la razón de que los cambios no sean dependientes solamente del cambio ovárico. De hecho, el cambio afecta a todos los niveles endocrinos, se pierde calcio en los huesos, la tendencia a engordar se acrecienta, se multiplica el riesgo de diabetes Mellitus tipo 2, los tejidos pierden tersura mucho más rápido que en los años previos y, sin embargo, los ovarios no han dejado de funcionar, simplemente, el declive suprarrenal producido a todos los niveles se vuelve insuficiente en estimular al útero para que construya el endometrio que cada mes se renueva en forma de sangrado menstrual.

Es por este motivo que la simple reposición hormonal, practicada por la “terapia hormonal sustitutiva” se muestra insuficiente y, en muchos, casos peligrosa.

El “Momento Menopausia” precisa ser tratado desde un punto de vista más global, considerando:

  • Medidas dietéticas
  • Aporte específico de suplementos nutricionale
  • Regulación de neurotransmisores
  • Restablecimiento del equilibrio hormonal
  • Suplementación de Ácidos Grasos
  • Mayor aporte de aminoácidos precursores de la fabricación de colágeno.
  • Aporte de vitaminas y minerales que favorezcan la remineralización ósea.

ELTRATAMIENTO EN ARIRANG CLÍNICAS

Cuando hace más de 30 años se inició la utilización de la terapia hormonal sustitutiva como práctica habitual, pensamos los médicos que habiamos resuelto todos los problemas que sufren las mujeres con la llegada de la menopausia (sofocos, descalcificación, sequedad de piel y mucosas, cambios de ánimo, etc).

En 2.002, un estudio Americano, el Women´s Health Initiative (WHI) y,  otro Británico, The Million Women Study, que reunió datos de 1.3 millones de mujeres en tratamieto y sin tratamiento, pusieron de manifiesto que en las mujeres con tratamiento hrmonal sustitutorio, la incidecia de cancer de mama, ovarios o utero había aumentado en un 28 % con respecto a las mujeres sin tratamiento.

En 1.998 comenzaron a utilizarse en Estados Unidos de América, las Hormonas bio-idénticas, es decir, exactamente iguales a las humnas, provenientes de plantas, más seguras que las de origen equino o las de sintesis química y, con muchos menos efectos secundarios.

En ARIRANG CLÍNICAS,

Trás el estudio analítico hormonal pormenorizado y personalizado, encargamos para usted el tratamiento, a su medida, en crema, con los componentes de HORMONAS BIOIDÉNTICAS y en las cantidades que usted, personalizadamente, necesite.

PREMENOPAUSIA:

Al igual que el “Momento Menopausia” no se presenta de la noche a la mañana, la solución eficaz para minimizar el cotejo de síntomas debe comenzar, en base a una buena previsión, mucho antes de que estos aparezcan.

Sucede habitualmente que la sintomatología más molesta y aparente (sofocos, nerviosismo, ansiedad, depresión , aumento de peso, etc.) suele aparecer en el período que llamamos PREMENOPAUSIA, que tiene una duración variable en cada mujer, oscilando entre unos meses y hasta 3 ó 4 años en muchos casos. Pues bien, como tarde, en el inicio de la premenopausia debería estar ya instaurado el tratamiento compensador, ya que otros síntoma , tan importantes pero menos manifiestos (pérdida de masa ósea, elevación de los índices de glucosa en sangre, aumento de la hemoglobina glicosilada (glicación) se encuentran en plena evolución.

POR TODO ESTO, consideramos que el tratamiento del proceso de menopausia debe ser abordado desde un punto de vista muy amplio y en el camino de la prevención y anticipación.

Debe saber toda mujer en su menopausia que su ciclo hormonal óvarico se mantendrá durante toda su vida, ya sin sangrado menstrual, pero sí evidente por el hecho de manifestarse, con mayor o menor intensidad, los cambios que durante su edad reproductiva observaba, (turgencia mamaria, retención de líquidos e hinchazón, nerviosismo, etc.) durante o alrededor de los días de menstruación y debe saber también que, en la mayor parte de las mujeres, estos cambios suelen coincidir con la fase de la luna llena o alrededor.