1ª Clínica de Medicina Biológica y Acupuntura de Donostia

HIFU-SCORPION


Es el sistema más avanzado de Vibración Biomolecular de utilización en Medicina Estética.

Provoca:

  • Destrucción de la fibrosis.
  • Regeneración Tisular.
  • Restructuración proteica.
Un poco de historia 

En 1980, la frecuencia ultrasónica fue utilizada por ver primera para desarrollar el primer litotritor (rompedor de cálculos renales, la tan famosa “bañera”).
Desde 1989, se utiliza el sistema Hifu con éxito en el tratamiento del cáncer de próstata y otros localizados, merced a la capacidad que tienen los haces ultrasónicos concentrados para producir calor en el punto de concentración del haz.

En 2002, se desarrolló en Francia un equipo HIFU para tratamiento de lipólisis y celulitis.

En 2008, se desarrolló en USA un equipo Hifu capaz de producir un efecto tensor en la cara.

En 2009, nació el HIFU-SCORPION, capaz de producir efecto lipolítico, anticelulítico y tensor en cara y cuerpo.

En 2012, ARIRANG CLINICAS incorporó a la tecnología de sus clínicas unos de los primeros equipos HIFU-SCORPION llegados a España.

 

Conceptos previos

  • El Fibroblasto es la célula más común del tejido conjuntivo. Se encarga fundamentalmente de la síntesis y mantenimiento de la matriz extracelular y de diferentes tipos de fibras, como el colágeno, la elastina y la reticulina. El colágeno y la elastina dan a la piel firmeza y elasticidad.
  • El Colágeno es una proteína fibrosa que está formada por una cadena de tres polipéptidos formando una espiral muy apretada, donde las moléculas se empaquetan en fibrillas y estas, a su vez, en fibras de mayor tamaño. Las funciones del colágeno son las de otorgar resistencia y extensibilidad a la piel, además de facilitar el intercambio metabólico y nutritivo con la epidermis. En la flacidez el colágeno disminuye cuantitativamente, y lo mismo ocurre con la velocidad de producción.
  • La Elastina es la fibra elástica que contiene material proteico muy insoluble. Se caracteriza por un alto contenido en aminoácidos apolares como prolina y valina, tiene un alto contenido en aminoácidos no cargados como la glicina y contiene, además, desmosina e isodesmosina.
  • Estas fibras elásticas en su estado natural se estiran recuperando su longitud original. Cuando estas fibras están alteradas, se produce la flaccidez.
  • La Reticulina es un tipo de fibra que forma una red que permite darle estructura a la piel.
Regeneración tisular y Reestructuración proteica – Aplicación de VBM Sistema HIFU

A la energia necesaria para mover una molécula de un estado a otro se la denomina Energía de Activación.

La Vibración Biomolecular con Sistema HIFU es una tecnología que emite una vibración mecánica que, a través de choques moleculares, genera calor. Tiene la capacidad de producir temperaturas internas de hasta 60ºC, identificables cuando la temperatura de la piel llega a los 40ºC aproximadamente, generando así la energía de activación que producirá la reestructuración proteica que, a su vez, generará la retracción y remodelación del tejido conjuntivo.

Podemos decir entonces que el efecto de reestructuración de la proteína se produce de forma inmediata en la elastina y en el colágeno existente. Además, y como un efecto secundario, se estimulará a los fibroblastos para que sinteticen nuevas proteínas, pudiendo visualizar mejoras en los días sucesivos a la aplicación. Este efecto se produce en cualquier zona del cuerpo.

Otro efecto de la acción de la emisión de energía que produce un efecto térmico controlado es la retracción del tejido, seguido por una respuesta inflamatoria y acompañado de migración de fibroblastos. Eso se nota cuando la aplicación en la cara genera que los pómulos aumenten. El área se refuerza con depósitos adicionales de tejido conjuntivo como parte de la regeneración tisular.

La aplicación de Vibración Biomolecular con Sistema HIFU genera de forma inmediata vasodilatación de la zona con hiperemia y aumento del flujo sanguíneo, con la consiguiente:

  1. Regeneración tisular.
  2. Incremento de la proteína de choque térmico.
  3. Incremento del metabolismo local, con estimulación de las funciones celulares.
  4. Remodelación de la arquitectura de la zona tratada.
  5. Reestructuración proteica.
  6. Al producirse la estimulación del fibroblasto se genera, a corto plazo, aumento de colágeno.
  7. Aumento de elastina.
  8. Aumento de reticulina.
  9. Aumento de la matriz extracelular: Acido Hialurónico.
Aplicaciones del sistema HIFU – SCORPION en medicina estética:

La Vibración Biomolecular con Sistema HIFU emite a 3Mhz y en alta potencia, lo que nos permite llegar a una profundidad de hasta 30mm. De acuerdo a la configuración elegida, la emisión de VBM actúa a mayor o menor profundidad, desde la piel hasta el tejido adiposo, produciendo cambios mecánicos por el roce entre moléculas, cambios térmicos al aumentar la temperatura local, y cambios químicos, generando efectos lipolíticos sin dañar los tejidos circundantes.

Al tipo de emisión de VBM con Sistema HIFU en alta potencia en función lipolítica, se la denomina “Energía de Impacto” porque produce impactos sobre los adipocitos fragmentando la membrana celular. Una vez rotos los adipocitos, el glicerol es eliminado por diversos mecanismos. El tipo de emisión es convergente en un haz, concentrando toda la energía irradiada en un punto.

Sumado al efecto de “Energía de impacto”, la aplicación de VBM produce:

  • Micromasaje celular.
  • Aumento de la permeabilidad del sistema vascular.
  • Favorece la difusión de sustancias activas.
  • Aumento del metabolismo celular (especialmente de los fibroblastos).
  • Fragmentación de fibrosis y de nódulos celulíticos.
  • Vasodilatación.

Enterminos generales, con la aplicación de VBM se podrán obtener los siguientes resultados:

  • Destrucción de los Adipocitos.
  • Destrucción de la Fibrosis (Celulitis) y reestructuración proteica.
  • Disminución de la flacidez y eliminación de la piel de naranja
  • Destrucción de la Fibrosis – Aplicación de VBM Sistema HIFU

Fibrosis:

La Fibrosis es la formación o desarrollo en exceso de tejido conjuntivo fibroso como consecuencia de un proceso reparativo o reactivo. La fibrosis se produce por un proceso inflamatorio crónico, lo que desencadena un aumento en la producción y reposición de colágeno anómalo.

Para romper la fibrosis se emite Vibración Biomolecular con Sistema HIFU con una onda de impacto de baja frecuencia. Esta emisión hace entrar en resonancia a la lesión, produciendo la fragmentación de la fibrosis de una manera natural e impidiendo, además, que se vuelva a presentar, ya que se preserva todo el tejido conjuntivo sin causar sangrado ni rompimiento de venas, músculos, vasos u otra estructura adyacente.

Además, por la sola emisión de VBM, y al ser un sistema que beneficia las estructuras de mayor densidad como colágeno, muros celulares o trama intracelular, entre otros, permite que ésta vuelva a tener rápidamente su dimensión original, perdida por la acumulación de grasa, haciendo que la superficie sea más regular.

 

Aplicación Facial con Vibración Biomolecular con Sistema HIFU:

Siendo la cara la parte más visible de nuestro cuerpo, los pacientes solicitan tratamientos estéticos faciales para disminuir las arrugas, mejorar la calidad de la piel y para disimular el paso del tiempo.

Efecto tightening.

El desplazamiento del Cabezal a una velocidad determinada, genera un efecto térmico a una profundidad de 4 a 6 mm de la epidermis, elevando la temperatura de la zona tratada. Esta acción impacta sobre las estructuras biomoleculares y, aplicada siguiendo los vectores de tracción de la cara, se podrán observar efectos beneficiosos irreversibles de tensión de la piel en forma inmediata.

Como se explica anteriormente, con la aplicación de VBM con el Sistema HIFU, cuando la temperatura asciende a determinados rangos, se desencadena la activación de una cascada de mediadores biológicos que producen la estimulación del fibroblasto y la restructuración proteica. Esto produce un aumento de la vascularización de la piel, una remodelación de la arquitectura de la zona tratada, un aumento de la producción del colágeno y otros componentes fibrilares que el fibroblasto produce, tales como las fibras de elastina y la reticulina, dando como resultado un aumento de la turgencia de la piel por aumento de la matriz extracelular.

Lo sorprendente de esta revolucionaria técnica es el efecto inmediato de la remodelación arquitectónica del contorno facial, especialmente por la desaparición de la papada, sin provocar acartonamiento de la piel.

Aplicación:

Si bien se debe evaluar a cada paciente, lo usual es realizar una sesión cada 21 ó 30 días, para que los fibroblastos regeneren elastina y colágeno. Además, es recomendable repetir este procedimiento cada 21 días hasta conseguir la mejora deseada. En algunos casos donde la flacidez está muy avanzada, se puede hacer una sesión por semana durante dos o tres semanas y luego dejar un espacio de hasta 21 a 30 días , repetiendo este procedimiento cada 21 días hasta conseguir la mejora deseada. Puede producir molestias en prótesis dentales, en ese caso es suficiente con separar la piel de la prótesis con algodón o con un rollito de gasa.

 

Aplicación Corporal con Vibración Biomolecular con Sistema HIFU

La emisión de VBM con Sistema HIFU dependiendo de las diferentes configuraciones se utiliza para distintas aplicaciones, el desplazamiento del cabezal es más lento que en la aplicación facial y genera efectos a una profundidad de 25 a 30 mm.

Lipólisis:

La aplicación con el Sistema HIFU genera una onda de impacto que se trasmite en el líquido intersticial, provocando una cavitación que puede llegar a una profundidad de 25mm. Este efecto fragmenta la membrana del adipocito liberando glicerol. La fricción molecular genera una temperatura que produce un edema interno que, a su vez, facilita el transporte del glicerol que se elimina por el sistema linfático y sanguíneo.

Además, la emisión de VBM tensa la piel mejorando las estrías y la circulación sanguínea. El resultado es la reducción inmediata del contorno corporal.

Aplicación:

Se puede realizar una sesión por semana hasta lograr el resultado deseado.

Ultralipólisis:

También conocido como Hidrolipoclasia, es un método de aplicación mínimamente invasivo reconocido por su sencillez y por sus muy buenos resultados en reducción de adiposidades localizadas.

Consiste en infiltrar la solución fisiológica con o sin componentes lipolíticos y lidocaína a una profundidad de 1cm de la piel, para luego aplicar VBM, permitiendo producir efectos lipolíticos similares a la función Lipólisis pero con mayores resultados, ya que la emisión de Vibración se transmite mejor en un medio líquido.

La vibración produce cambios de presión y de temperatura en el medio líquido, por lo que se llega a un exceso de presión que produce el estallido de las células adiposas. Es indispensable aplicarlo lentamente ya que, si se aplica rápido, el haz enfocado no profundiza.

Como la vibración se propaga con mayor facilidad en un medio líquido, si se infiltra líquido a diferentes planos y se irradia en forma de haz, se puede lograr una mayor profundidad de aplicación.

Aplicación:

Se puede realizar una sesión cada 20 días y, entre sesiones de Ultralipolisis, se pueden intercalar dos sesiones de Lipólisis con espacio de 5 días.

Flacidez:

Como se explica en la aplicación facial, con la aplicación de VBM con Sistema HIFU, cuando la temperatura asciende a determinados rangos, se desencadena la activación de una cascada de mediadores biológicos que producen la estimulación del fibroblasto y la reestructuración proteica. Esto produce un aumento de la vascularización de la piel, una remodelación de la arquitectura de la zona tratada, un aumento de la producción del colágeno y otros componentes fibrilares que el fibroblasto produce, tales como las fibras de elastina y la reticulina, dando como resultado un aumento de la turgencia de la piel por aumento de la matriz extracelular.

Aplicación:

Requiere varias sesiones de acuerdo a al grado de flacidez. En algunos casos donde la flacidez está muy avanzada, se recomienda hacer una sesión por semana durante dos o tres semanas y luego dejar un espacio de hasta 21 días para que los fibroblastos regeneren elastina y colágeno. Repetir este procedimiento cada 21 días hasta conseguir la mejora deseada.

Celulitis:

La formación de celulitis es un deterioro de la matriz dérmica y vascular, particularmente perdida de las redes capilares, que conducen a un exceso de retención de fluidos dentro de los tejidos dérmicos y subcutáneos. Esta pérdida de red capilar se debe al engrosamiento y al agrupamiento de las células grasas que inhiben el retorno venoso.

En la celulitis se almacenan células grasas que están entre la piel y el tejido celular agrupadas y separadas por bandas fibrosas, como paredes, que mantienen la grasa en su lugar y forman como compartimentos fibrosos.

Por este efecto, la piel queda tensada a modo de cuerda hacia el interior de cuerpo, formando la conocida piel de naranja o, en mayor grado, hoyuelos.

Para el tratamiento de Celulitis se utilizan todos los beneficios de la Vibración Biomolecular con el Sistema HIFU, ya que mejora notablemente los síntomas. Por efecto de la cavitación y la onda de impacto principalmente, rompe la fibrosis y por elevación de temperatura, afecta a la red vascular produciendo una dilatación que mejora la circulación. Además, actúa sobre los fibroblastos produciendo migración, y mejorando el colágeno y la elastina, remodelando la zona.

Mejorar la circulación sanguínea que se produce por dilatación e hiperemia facilita el drenaje linfático, lo que permite disminuir la cantidad de líquidos y toxinas que se encuentran adheridas a la capa de la piel y en la celulitis.

Por otro lado, al romper la fibrosis, mejora la piel de naranja y se liberan los vasos sanguíneos, con lo que se consigue una mejor circulación, además de liberarse las terminaciones nerviosas y desaparecer el dolor. Toda la zona tratada es reforzada con depósitos adicionales de tejido conjuntivo, seguido de un periodo de maduración de 21 días para que el Fibroblasto produzca nuevo colágeno y elastina.

El equipo de Vibración Biomolecular con sistema HIFU actúa para mejorar la celulitis utilizando sus tres ejes:

  1. Produciendo lipólisis.
  2. Rompiendo la fibrosis
  3. Estimulando el colágeno y la elastina para mejorar la calidad de la piel. Éste generará la reducción de la piel de naranja.

Aplicación:

Requiere varias sesiones de acuerdo al grado de celulitis.

En los casos en los que la celulitis está muy avanzada, se recomienda hacer una sesión por semana durante dos o tres semanas y luego dejar un espacio de hasta 21 días para que los fibroblastos regeneren elastina y colágeno. Repetir este procedimiento cada 21 días hasta conseguir la mejora deseada. Es recomendable complementar con otras terapias como Carboxiterapia, que mejora notablemente la circulación y Mesoterapia, para acortar los tiempos de recuperación.

Fibrosis:

La emisión de Vibración Biomolecular con Sistema HIFU con onda de impacto de baja frecuencia, desprende la fibrosis de una manera natural impidiendo, además, que se vuelva a presentar, ya que se preserva todo el tejido conjuntivo.

Aplicación:

Se puede realizar una sesión por semana hasta lograr el resultado deseado.