1ª Clínica de Medicina Biológica y Acupuntura de Donostia

Vacunación homeopática

Vacunación infantil ¿Sí o No?

Este es, actualmente, un gran tema de debate entre muchos padres con niños pequeños y entre muchos médicos de distintas tendencias terapéuticas.

La posición de ARIRANG CLÍNICAS es muy clara sobre esta cuestión:

Definitivamente SÍ a la prevención mediante la activación del sistema inmune, y definitivamente NO a la forma en que oficialmente se realiza.”

¿Por qué Sí?

No hay duda, la vacunación ha reducido significativamente la morbilidad y la mortalidad ocasionadas por muchas enfermedades temibles en un pasado reciente, y hoy leves como Sarampión, raras como la Poliomielitis o desaparecidas como la Viruela.

¿Por qué No a la actual forma de administración?

  1. Solamente en España hay 17 variaciones al calendario de vacunación infantil, siendo algunas vacunas “obligatorias” en algunas comunidades y “voluntarias” en otras, variando asimismo la edad en que cada vacuna es recomendada. Ver la página de la Asociación Española de Pediatría. En Europa y en el Mundo las variaciones son enormes.
  2. Debe diferenciarse entre los niños criados con lactancia natural, cuyo sistema inmune está protegido y desarrollado con la estimulación de la leche materna, y los niños criados con lactancia artificial, carente de estímulo inmunológico. Los niños amamantados naturalmente pueden comenzar el proceso vacunal más tardíamente, siendo su respuesta a la vacunación más estimulante y más regulada (mayor efecto inmunogénico y menor efecto patógeno).
  3. Vía de administración: la mayor parte de los gérmenes contemplados en el calendario de vacunación infantil penetran en el organismo a través de las mucosas respiratoria, intestinal o urogenital donde, curiosamente, nuestro organismo está particularmente protegido por el “Sistema Inmunológico no encapsulado asociado a mucosas”.Bien es cierto que, a través de la piel también encontramos estructuras de defensa inmune (células de langerhans, linfocitos intraepidérmicos, queratinocitos y macrófagos), pero están especializados en gestionar la estimulación inmunológica de gérmenes cuya vía de penetración sea atravesando de la piel y, repetimos, la mayor parte de los gérmenes contemplados en los calendarios de vacunación realizan su penetración por la vía de las mucosas, siendo allí donde nuestro sistema inmune está mejor preparado para realizar la defensa correcta.La solución es sencilla: vacunación oral.
  4. El amontonamiento de gérmenes en una sola vacuna (Hepatitis, Difteria, Tétanos, Tosferina, Polio, Hemofilus influenzae, Meningococo, Neumococo y Rotavirus), has contado bien, 9 bichos, es excesivo para el sistema inmune de un bebé de 2 meses, con repetición a los 4 y 6 meses.Esta sobrecarga vírica provoca, en un gran número de bebés, la incapacidad para resolver este “ataque” viral, sufriendo una caída inmune que es aprovechada por gérmenes oportunistas como el Virus Sincitial Respiratorio (VRS) que se convierte en patógeno y es responsable, junto con el Mycoplasma pneumoniae, de gran parte de las bronquiolitis que afectan a la primera infancia.La vacunación por medio de preparados homeopáticos en bajas diluciones respeta la vía de entrada, es estímulo inmunológico, y estimula la capacidad del organismo del bebé para fabricar un sistema defensivo eficaz sin contraindicaciones.En ARIRANG CLÍNICAS hemos diseñado y tenemos a su disposición para sus hijos, las vacunas homeopáticas de acuerdo a estos pensamientos.